Las cuatro lunas de sangre

Lunas de Sangre y Sol Negro, Acontecimientos Únicos.

La Luna de Sangre o Rojiza es un extraño fenómeno y poco usual. A lo largo de la historia humana el hombre ha podido presenciar este acontecimiento astrofísico. Pero, estamos a punto de ser testigos de una serie de eventos jamás vitos en la historia, por lo que resulta ser este hecho algo único.

La NASA ha confirmado que este fenómeno ocurrirá entre 2014 y 2015, cuatro eclipses totales de Luna, conocido también como “tétrada lunar” y un eclipse total de Sol o “Sol negro”. Hasta aquí ya es un hecho muy raro y pocas veces presenciado por la humanidad. Pero lo que lo hace único es que estos eclipses tendrán lugar justo en unas fechas claves según la Biblia.

Lo excepcional de este evento es que concordará exactamente con los tiempos Bíblicos que marcan el inicio de las Fiestas del Eterno Dios YAHWEH, con Pêsaj (Pascua) y el cierre de las mismas con Sucôt (Tabernáculos).

Según la NASA la primera Luna Rojiza tendrá lugar el 15 de abril de 2014, justo en la Fiesta de Pêsaj; la segunda el 8 de octubre de 2014 exactamente en el inicio de Sucôt; luego vendrá un eclipse total de Sol el 20 de marzo de 2015 exactamente en el primer día del Año Nuevo Bíblico; la tercera Luna Rojiza será el 4 de abril de 2015 nuevamente en Pêsaj y; la última y cuarta el 28 de septiembre de 2015 en Sucôt.

Como ya lo hemos dicho es un fenómeno muy raro y éste en específico será único en la historia de la humanidad al coincidir exactamente con las fechas de las fiestas Bíblicas. En muy pocas ocasiones cuando hay Luna llena, ésta adquiere un tono rojizo o de sangre y que caiga justo en esas fechas lo hace único. Por eso, este fenómeno no debe verse como una mera coincidencia, sino más bien como una incidencia Divina.

La Biblia enseña: Y dijo Dios: -Haya lumbreras en la expansión de los cielos para diferenciar entre el día y la noche, y sirvan por señales para los tiempos solemnes, así como para los días y años-.” (Génesis 1:14).

La palabra hebrea que hemos traducido como “tiempos solemnes” es “moadîm” “מֹועֲדִים”, que hace referencia a los tiempos exactos del Eterno Dios, generalmente a las fiestas Bíblicas. Observamos que la Biblia enseña que estas lumbreras tienen como propósito ser una señal visible que nos ayudarán a entender los tiempos del Eterno Santo Dios. Debemos por lo tanto, entender que cada señal Bíblica que se cumple es una clara y evidente advertencia de un inminente acontecimiento que cambiará el destino de la humanidad.

Estas señales son un aliciente para quien vive conforme a la Voluntad del Padre Eterno, pero de horror y espanto para quien está apartado de Él.

“Así dice YAHWEH: -Si no aprenden la conducta de las naciones, no tendrán que temer de las señales de los cielos, aunque las naciones se atemoricen por ellas-.” (Jeremías 10:2).

Los mismos discípulos le preguntaron a Yeshûa acerca de las señales que marcarían su retorno: Y le preguntaron, diciendo: -Maestro, ¿cuándo será esto? ¿Y qué señal habrá cuando estas cosas estén para suceder? […] Para entonces habrá señales en el Sol, en la Luna y en las estrellas, y en la tierra la gente estará angustiada y confundida a causa del bramido del mar y de las olas-.” (Lucas 21:7, 25).

Pero ¿por qué el fenómeno de la Luna Roja o eclipse Total de Luna es tan extraño? Esto se debe a que el plano de la órbita de la Luna está inclinado 5,6 grados respecto de la eclíptica, esto es, del plano imaginario que contiene a la Tierra y al Sol. Por lo que los eclipses totales sólo pueden producirse cuando la Luna se encuentra en los puntos de su órbita que cortan la eclíptica y que además se encuentre en una de las fases ya sea de Luna nueva o de Luna llena.

¿A qué se debe que la Luna adopte un color de sangre? Esto se debe a que hay un eclipse total de Luna. Cuando las condiciones exactas se dan, la Luna no desaparece sino que queda teñida de un color rojizo debido a los rayos solares refractados por la atmósfera terrestre. El color rojizo entonces se debe a un efecto conocido por los científicos con el nombre de difusión Rayleigh. Es decir que la atmósfera actúa como una especie de filtro dejando pasar los tonos rojizos.

La Biblia enseña a través el profeta Joel: Y daré como muestras en los cielos y en la tierra, sangre, fuego y columnas de humo. El Sol se volverá oscuro y la Luna en sangre, antes que llegue el día de YAHWEH, grande y terrible.” (Joel 2:30-31).

Lo que el profeta está anunciando es que antes de que aquel día glorioso del Eterno Dios se dé con el regreso del Mesías, se presentarán una serie de eventos, muestras o señales que marcarán precisamente el inicio del inminente retorno de Yeshûa.

No estoy afirmando que cuando esos eventos profetizados sucedan llegará aquel día esperado, es decir no estoy pronosticando que Yeshûa regresará en 2014 o 2015, sino que estoy diciendo que estos son fenómenos celestes que nos deben servir de señales y los cuales nos muestran y advierten que estamos muy cerca de aquel momento especial del retorno del Mesías. Observemos que el profeta dice que estos fenómenos se darán antes del día de YAHWEH, no dice que cuando se den, entonces sucederá.

Estos eventos son evidencias y marcas de la misericordia del Eterno Dios advirtiendo al mundo que el tiempo de arrepentimiento se acaba, por lo tanto los hombres deben buscar de YAHWEH mientras pueda ser hallado. Y obviamente son señales inequívocas para que los que guardamos el testimonio de Yeshûa nos preparemos más para ese momento anhelado. Sí la venida de nuestro Señor y Mesías está muy cerca.

Y me dijo: -No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca. El que es injusto, sea más injusto; el que es inmundo, sea más inmundo; pero el que es justo, practique más la justicia; y el que es santo, santifíquese más. He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra-.” (Apocalipsis 22:10-12).

Ha llegado el tiempo de la decisión. En Dios no hay matices ni grises como muchas veces lo queremos ver, o es blanco o es negro. En Dios se es o no se es. No hay punto medio. O estamos con Dios o en contra de Él. O se es frío o caliente. No puede haber vacilaciones ni indecisiones. No podemos ser fluctuantes ni dicótomos.

Pero por cuanto eres tibio, y no frío o caliente, te vomitaré de mi boca.” (Apocalipsis 3:16).

Indudablemente para los que creemos y estudiamos las Santas Escrituras este fenómeno celeste es una de las tantas señales que nos advierten respecto a aquel momento que ha sido profetizado.

El que da testimonio de estas cosas dice: -Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Yeshûa.” (Apocalipsis 22:20).

Para ver detalles de la NASA: http://eclipse.gsfc.nasa.gov/eclipse.html

Por Carlos Rabat

Le invitamos a ver la primera parte de la predica sobre los tiempos proféticos realizada el 13 de abril de 2014 haciendo clic aquí

Deje una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

14 + 14 =