Entendiendo la Celebración del Pésaj de Yehoshúa (Josué) y el Pueblo

Hace varios años compartí una enseñanza sobre ¿por qué la cuenta del Ómer que hace el judaísmo rabínico está equivocada? Y quiero rescatar algunas cosas de esa enseñanza, así que vamos a corregir el error:

El judaísmo comete el error de NO basarse en lo que enseña la Toráh:

“Habla a los hijos de Yisrael y diles: Cuando ustedes entren a la tierra que les doy, y cosechen su producto, deberán traer el Ómer Reshit de su cosecha al sacerdote. Él elevará el Ómer delante de YHWH para que sea aceptado en favor de ustedes; el sacerdote lo elevará el día después del Shabat [Semanal]. En el día en que eleven el Ómer, presentarán en holocausto para YHWH un cordero perfecto de un año. Con una ofrenda de dos décimas de medida de harina fina mezclada con aceite, una ofrenda encendida para YHWH de olor grato; y la libación será con vino fresco, un cuarto de litro. No comerán pan, ni grano tostado, ni carnoso, sino hasta este mismo día, en el que hayan llevado la ofrenda de su Dios. Estatuto eterno es para sus generaciones en todos sus asentamientos. Y contarás desde la mañana siguiente al Shabat [Semanal], es decir, el día en que llevas el Ómer de la Ofrenda Elevada, SIETE DÍAS DE SHABAT. Así que, hasta la mañana siguiente al SÉPTIMO SHABAT [Semanal] contarás el Día Cincuenta, entonces acercarás la Ofrenda Nueva a YHWH”.

Vayiqrá – Levítico 23:10-16

“Contarás SIETE SEMANAS, comenzando a contar las SIETE SEMANAS desde el momento en que se mete la hoz en el sembrado. Entonces harás la Fiesta de Shavuot en honor a YHWH tu Dios. Y darás una ofrenda de tu mano de manera abundante y voluntaria, conforme YHWH tu Dios te haya bendecido. Y te regocijarás en presencia de YHWH tu Dios, tú, tus hijos, tus criados, con el levita que haya dentro de tus portones, así como el extranjero, el huérfano y la viuda que se encuentre en medio de ti, en el lugar que YHWH tu Dios escoja para que habite allí su Nombre. Recuerda que fuiste esclavo en Egipto; por tanto, guardarás y harás estos Estatutos”.

Devarim – Deuteronomio 16:9-12

Y al no tener en cuenta lo que dice la Toráh, ellos hacen una mala interpretación de la celebración del Pésaj que hicieron los hijos de Yisrael con Yehoshúa (Josué) antes de entrar a Kenaan. Veamos:

“Y acamparon los hijos de Yisrael en Guilgal, en las llanuras de Yerijó, y prepararon el Pésaj al atardecer del día catorce del mes. A la mañana siguiente del Pésaj, ellos comieron del fruto de la tierra, las matsot, y en el mismo día las espigas tostadas. Y cesó el Maná a la mañana siguiente a la que comenzaron a comer del fruto de la tierra; y los hijos de Yisrael nunca más tuvieron Maná, sino que comieron de los frutos de la tierra de Kenaan aquel año”.

Yehoshúa – Josué 5:10-12

Analicemos el texto parte por parte:

“Y acamparon los hijos de Yisrael en Guilgal, en las llanuras de Yerijó, y prepararon el Pésaj al atardecer del día catorce del mes”.

Se nos enseña que, hacia el atardecer del 14, (por lo general pasado el mediodía hasta las 6:00 p.m. aproximadamente) prepararon el Pésaj. No olvidemos que Pésaj es el nombre que se le daba al cordero que era sacrificado para dicha celebración.

Habiendo preparado el Pésaj, según lo que enseña la Toráh, tuvieron que haberlo comido esa noche, es decir, al término del 14 y el inicio del día 15 el cual está consagrado por la Toráh como un Gran Shabat o Shabatón]. Obviamente durante todo el día 15 los hijos de Yisrael debieron reposar o cesar tal como está estipulado: “No harán ninguna clase de trabajo laborioso”. Recordemos que los días empiezan con la caída del sol y van hasta la siguiente caída.

Sigue diciendo el texto:

“A la mañana siguiente del Pésaj, ellos comieron del fruto de la tierra, las matsot [ácimos], y en el mismo día espigas tostadas”.

Si el 15 es un Shabat Festivo en el cual se reposa tal como lo indica la Toráh, obviamente ellos no pudieron cosechar o recoger los frutos de la tierra ese día, porque eso está prohibido en un día tipo Shabat. Por lo que ellos debieron esperar al día 16. Así que cuando dice: “A la mañana siguiente del Pésaj” necesariamente se refiere al día 16 el cual no es considerado un Shabat Festivo y por ende podían comer del fruto de la tierra, y también comieron las matsot como se debe hacer durante toda la fiesta, y las espigas tostadas como representación de la Ofrenda Nueva.

Seguimos con el texto:

“Y cesó el Maná a la mañana siguiente a la que comenzaron a comer del fruto de la tierra; y los hijos de Yisrael nunca más tuvieron maná, sino que comieron de los frutos de la tierra de Kenaan aquel año”.

O sea que el maná cesó el día 17.

¿Qué es lo que el judaísmo no tiene en cuenta? Lo primero que debemos tener en cuenta es lo que enseña la Toráh, para así poder deducir qué días eran aquellos en que los hijos de Yisrael celebraron el Pésaj. Por tanto, por deducción lógica. Lo que el Judaísmo no tiene en cuenta es que el día que los hijos de Yisrael prepararon el Pésaj era el día 6° de la semana (Viernes) al atardecer.

Luego al anochecer, cuando empieza el 7° día de la semana (Shabat Semanal) siendo también el día 15, comieron el Pésaj. Observemos que ese día cayó justo tanto un Shabat Semanal como el Shabat Festivo del 15. Al ser Shabat debieron reposar.

Luego a la mañana del día 16 siendo el Primer día de la Semana, comieron del fruto de la tierra. Y para el día 17, cesó el Maná.

Si el Judaísmo siguiera lo que dice la Toráh, no contarían desde el 16, sino que entenderían que esa vez, el día 15 coincidió con el Shabat Semanal y el Shabat Festivo, pero que siempre se debe tener en cuenta el Shabat Semanal y no el Festivo para el inicio del conteo del Ómer. Pues deben coincidir luego las Siete Semanas con los Siete Días de Shabat que la Toráh ordena contar. Con la fórmula que usa el Judaísmo no hay coincidencia de las Semanas con los Días de Shabat.

Nota: Uso los nombres romanos de los días de la Semana solo con el objetivo de que se entienda mejor la explicación, no porque existieran esos nombres en aquel tiempo.