fbpx

¿Cómo reconocer al AntiCristo?

Es interesante ver con qué título el apóstol Shaúl (Paulo) se refiere al personaje que comúnmente conocemos como AntiCristo o la Bestia. En sus cartas escritas en griego vemos el uso de un título, de un nominativo que es “ánomos” “ἄνομος”, que literalmente sería “Sin-Ley”, en este caso la Ley es referencia a la Toráh Divina. Veamos:

Aunque, secretamente, ya está actuando la violación de la Ley, pero solamente hasta que, el que lo retiene ahora mismo, sea quitado de en medio; y entonces será revelado el Sin-Ley [Ánomos]. A quien el Señor Yeshúa aniquilará con el Espíritu de su boca y quedará sin efecto por la manifestación de su Presencia.

2 Tesalonicenses 2:7-8

Es decir, la particularidad del AntiCristo es no obedecer o despreciar la Ley de Dios, ya sea que la rechace en su totalidad o parcialmente.

Entendiendo esto, que la Ley no está contra el justo, sino contra los Sin-Ley que son: los rebeldes, impíos, pecadores, no santos, profanos, parricidas, matricidas, homicidas, fornicarios, homosexuales, secuestradores, mentirosos, perjuros. También contra el que se oponga a la sana enseñanza que es conforme al Evangelio glorioso y bienaventurado de Elohím, el cual me fue confiado.

1 Timoteo 1:9-11

Como vemos, al siniestro personaje que se opone a Dios, se le conoce como el Sin-Ley, es decir el que niega la Ley o Toráh de Dios; y a todo el actúa de igual forma se le llama también Sin-Ley. Y hoy vemos cómo se están multiplicando. Pero ¿de dónde proceden?

Hijitos, es la última hora; y tal como han oído que el AntiCristo ha de venir, también ahora han surgido muchos AntiCristo. Por lo cual sabemos que es la última hora. [Aquellos AntiCristo] salieron de entre nosotros, pero no eran de los nuestros; porque si hubieran sido de los nuestros, habrían permanecido con nosotros. Pero salieron, para que fuera evidente que no todos eran de los nuestros. Pero ustedes tienen la unción del Santo, por lo cual pueden reconocerlos a todos. Así que, no les estoy escribiendo porque desconozcan la verdad, sino porque la conocen y porque ninguna mentira procede de la verdad.

1 Juan 2:18-21

¿Cómo reconocer a un AntiCristo? Una de las formas sencillas de reconocerlo es que si alguno rechaza y se opone a la Ley (Toráh) de Dios, quiere decir que ése es un Sin-Ley, por tanto, es un AntiCristo. A pesar de que muchos AntiCristo están entre nosotros, se les podrá identificar fácilmente porque no son de los nuestros, pues ellos son Sin-Ley.