¿Por qué los hermanos de José le tuvieron envidia y terminaron vendiéndolo?

En Génesis 37:3 encontramos que Jacob le hizo una túnica especial a su hijo José. Pero ¿de qué se trataba esta túnica?

La mayoría de las personas piensa que la envidia de los hermanos de José se desató por una “túnica de colores” que su padre Jacob le había hecho. Este pensamiento se deriva de la traducción que se hizo del texto hebreo al griego (LXX) en el que usó la expresión “jitona poikilon” “χιτωνα ποικιλον” que significa “túnica multicolor”.

Sin embargo, al revisar el texto hebreo nos damos cuenta de que la expresión usada es “ketónet pasim” “כְּתֹנֶת פַּסִּים” que significa “túnica de mangas largas o amplias” o “túnica de bordes hasta la mano”.

No fue que los hermanos de José vieron que su padre le hizo una túnica de colores y que ésta al ser muy colorida y bella desató la envidia de ellos al extremo de quererlo matar.

De hecho, la clave para comprender la reacción de los hermanos de José está en el adjetivo “pasim” “פַּסִּים” que nos dice que era una túnica con mangas que tenía sus bordes hasta la mano.

La palabra hebrea “ketónet” “כְּתֹנֶת” para entonces, hacía referencia a una túnica sin mangas, en modistería diríamos que era de sisa en los hombros, por eso la palabra “ketónet” tiene su raíz en la palabra “katef” “כָּתֵף” que significa “hombro”.

¿Qué significaba que José hubiera recibido de su padre una túnica con mangas largas?

En el contexto hebreo una túnica de mangas largas o amplias significaba que el portador era el heredero y administrador de todas las cosas de su padre. Esas mangas largas o amplias denotaban autoridad y quien vestía la prenda tenía la legalidad de todos los bienes. Eso fue lo que desató la ira y la envidia de sus hermanos. En pocas palabras, José tenía el poder legal de todos los bienes de su padre y por ende sería el heredero.

Ese tipo de prenda llegó a ser usada aun por las mujeres hijas de los reyes como Tamar la hija de David:

Y ella [Tamar] llevaba una túnica mangas largas [ketónet pasim], pues también las doncellas, hijas del rey, se vestían con estos vestidos. Y el sirviente de él [Amnón] la echó fuera y cerró la puerta tras ella. Entonces Tamar echó ceniza sobre su cabeza, rasgó la túnica de mangas largas que llevaba puesta, y se fue gritando con las manos sobre la cabeza.

2 Samuel 13:18-19

Para el Tiempo del sacerdocio y de los reyes de Israel la expresión “ketónet pasim” se simplificó solo en “ketónet” y adquirió el significado de ropas reales usadas como símbolo de quienes estaban en el poder y autoridad:

Te depondré de tu cargo, te quitaré de tu puesto. Aquel día llamaré a mi siervo Eliaquim hijo Hilcías, y lo vestiré con tu túnica [ketónet] y lo ceñiré con tu cinto, y entregaré en su mano tu poder, y será por padre a los habitantes de Jerusalem y a la casa de Judá.

Isaías 22:19-21

Así podemos comprender mejor ¿qué fu lo que realmente exacerbó los ánimos de los hermanos de José cuando vieron la túnica que su padre le había regalado.