El Verdadero Nombre del Eterno Dios (Parte 3)

Yhwh4

¿La Prohibición del Uso del Nombre Santo era un Mandato de Dios?

El problema en el que cayó el pueblo judío en la antigüedad, fue que sus guías, que con muy buenas intenciones, pero cargados de religiosidad, ponían mandamientos sobre mandamientos, lo que hacía que los Mandamientos originales del Eterno Dios se volvieran casi imposibles de cumplir.

De ahí que Yeshûa dijera: Atan cargas pesadas y las ponen sobre la espalda de los demás, pero ellos mismos no están dispuestos a mover ni un dedo para levantarlas.” (Mateo 23:4).

JESÚS Y LOS FARISEOS

Cuando vemos los Mandamientos, éstos en realidad no prohibían decir el Nombre YAHWEH, sino el hacer mal uso de Él, práctica en la que había caído el pueblo.

Y cuando llegaron a las naciones adonde fueron, profanaron mi Santo Nombre, de manera que se decía de ellos: Estos son el pueblo de YAHWEH, que han tenido que salir de su tierra. Pero Yo me compadecí a causa de mi Santo Nombre, el cual profanaron los de la casa de Israel entre las naciones adonde fueron. Por tanto, di a la casa de Israel: Así dice Adonay YAHWEH: No por ustedes hago esto, oh casa de Israel, sino por causa de mi Santo Nombre, el cual ustedes profanaron entre las naciones adonde llegaron. Y Yo santificaré mi Gran Nombre, que fue profanado entre las naciones adonde fueron, el cual ustedes profanaron en medio de ellas. Y las naciones sabrán que Yo soy YAHWEH, dice Adonay YAHWEH, cuando sea santificado en ustedes delante de sus ojos.” (Ezequiel 36:20-23).

Esta prohibición del uso del Nombre de YAHWEH resultó en una costumbre de no pronunciar el Nombre en absoluto, eliminando así cualquier oportunidad de profanar el Nombre o tomarlo en vano. Contrario a lo dicho en las Escrituras:

“No tomarás el Nombre de YAHWEH tu Dios en vano, porque no dará por inocente YAHWEH al que tomare su Nombre en vano.” (Éxodo 20:7).

En el texto hebreo la palabra traducida por “tomarás” también la podemos traducir como “llevarás” ya que la raíz hebrea de la palabra es “nasâ” “נָשָׂא” o “nasâh” “נָסָה”, Strong-H5375, “elevar, acarrear, levantar, alzar, llevar, cargar, enaltecer, engrandecer, erguir, erigir, exaltar, subir, sustentar, tomar, traer.”

Esta expresión la podemos comparar con lo dicho por Moisés:

“Y Moisés edificó un altar, y llamó su nombre YAHWEH Nissi.” (Éxodo 17:15).

La palabra hebrea “nîssi” “נִסִּי”, que significa “mi estandarte” viene de “nes” “נֵס”, Strong-H5251, “bandera, vela, asta; generalmente como señal o signo, símbolo de representación, pendón, lo que se levanta, lo que representa a una compañía.”

Estandarte

La palabra “nes” comparte similar raíz con “nasah”, lo que implica que Israel debía llevar en lo alto como su estandarte el Nombre: -YAHWEH-. Así YAHWEH pasaría a ser conocido como el Nombre del único Dios verdadero. Por eso, Moisés dijo: YAHWEH Nissi, como diciendo el Nombre YAHWEH es mi bandera, mi estandarte.

Por tanto, Israel tenía como propósito ser el portador del Nombre del Dios Único y Verdadero YAHWEH, y debías cuidarse de no hacer algo vano o pasajero de Él, en donde su Nombre fuese defraudado o profanado. Siendo entonces el portador del Nombre del Eterno Dios debía hacerlo con todo celo y responsabilidad, pues YAHWEH no le daría por inocente a Israel si su Nombre era reducido a ruina.

El nombre de YAHWEH debe ser llevado en lo más alto y con toda firmeza, pues grande es su Nombre.

¡Oh YAHWEH, Señor nuestro, cuán grande es tu Nombre en toda la tierra!” (Salmos 8:9).

Yhwh5

En el texto hebreo la palabra traducida por “vano” es “shav”,שָׁוְא”,Strong-H7723, “desolar; mal, ruina, culpa, inutilidad, vano, idolatría, calamidad, destrucción, falso, ilusión, mentira,  nada, vacío, cosa sin valor, engaño”; lo cual significa claramente que el Nombre del Eterno no debe utilizarse para burla, mentira, irrespeto, frivolidad, ni en ningún diálogo vano como el chisme o cuentos, ni en invocaciones mágicas o falsas; estos pasajes denotan claramente que el Nombre del Eterno solo puede usarse para asuntos sagrados como oraciones, bendiciones, consagraciones, juramentos y demás.

También en la antigüedad los nombres de los “dioses” eran tan importantes para sus pueblos que cada pueblo tenía la obligación de jurar por el nombre de sus dioses, esto demostraba cuán apreciados eran ellos. De ahí que YAHWEH siendo el único Dios verdadero, le exija a Israel jurar solo por su Nombre, pero no podían hacerlo falsamente.

A YAHWEH tu Dios temerás, y a Él solo servirás, y solo por su Nombre jurarás.” (Deuteronomio 6:13).

De ahí lo dicho por Yeshúa Mesías:

Oyeron además que fue dicho a los antiguos: No jurarán falsamente, sino que cumplirán al Señor sus juramentos. Por lo cual les digo: No juren de ningún modo, ni por el cielo, porque es el trono de Dios, ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies, ni por Jerusalem, porque es la ciudad del gran Rey; no jures ni por tu cabeza, pues no puedes hacer blanco o negro un solo cabello. Ciertamente el hablar de ustedes debe ser: Sí, sí. No, no. Ya que lo que excede a esto procede del mal.” (Mate0 5:33-37).

También en la antigüedad los nombres de los “dioses” eran tan importantes para sus pueblos que cada pueblo tenía la obligación de jurar por el nombre de sus dioses, esto demostraba cuán apreciados eran ellos. De ahí que YAHWEH siendo el único Dios verdadero, le exija a Israel jurar solo por su Nombre, pero no podían hacerlo falsamente.

Y no jurarás falsamente por mi Nombre, profanando así el Nombre de tu Dios. Yo soy YAHWEH.” (Levítico 19:12).

Para poderlo entender mejor, los nombres de los “dioses” representaban lo que para una nación hoy representa su bandera o escudo, y siempre que hay algo importante para cada nación como la posesión de un presidente, éste jura servir a su patria sobre la bandera de ese país. Lo que entendemos aquí es YAHWEH, al ser el estandarte de Israel, todo lo que el pueblo hiciera afectaría para bien o para mal el Nombre YAHWEH.

“El que blasfeme el nombre de YAHWEH deberá morir irremediablemente. Sin falta toda la asamblea lo apedreará, sea extranjero o nativo, al blasfemar el Nombre será muerto.” (Levítico 24:16).

La palabra hebrea para “jurar” viene de la raíz “shavá” “שָׂבַע”, estar completo, hacerse siete uno mismo, jurar (como si se repitiera una declaración siete veces), conjurar, exigir, juramentar, juramento, solemnemente.” Se alzaba la mano señalando el estandarte y se repetía siete veces. En el caso de los israelitas lo hacía apuntando al Cielo como señalando al Eterno YAHWEH.

El diccionario Vine dice:

«A menudo “jurar o juramentar” indica la afirmación decidida de una promesa. De esta manera, Josué instruye a sus espías sobre Rahab en Jericó: “Entrad en la casa de la mujer prostituta, y sacad de allí a ella y todo lo que sea suyo, como se lo habéis jurado.” (Josué 6:22). David y Jonatán afirmaron la fuerza de su amor el uno hacia el otro mediante un juramento (1Samuel 20:17). La lealtad a Dios se afirma mediante un juramento (Isaías 19:18). Sofonías condena a los sacerdotes idólatras “que se postran y juran por YHWH, y al mismo tiempo juran por Moloc.” (Sofonías 1:5)»

También tenemos la palabra “blasfemia” que en hebreo es “nacav” “נָקַב”, “perforar con violencia, calumniar, atravesar, blasfemar, horadar, maldecir, romper, traspasar”, observamos que hace alusión al acto de “destrucción”.

A pesar que aquellos que promulgaron la prohibición sobre el Nombre, lo hacían para proteger el mismo y aun su uso indiscriminado, ciertamente, no era lo que Dios había ordenado.

En las Escrituras encontramos:

Mas para esto te he sostenido, para mostrar en ti mi poder, y para proclamar mi Nombre por toda la tierra.”(Éxodo 9:16).

Por tanto, la prohibición sobre el uso del Nombre, entraría en una franca contradicción con la Torâh (Instrucción – Ley) misma. Habría una oposición directa entre el precepto rabínico de no usar el Nombre, y el Mandamiento de la Torâh a que el Nombre debía de ser proclamado en toda la tierra.

“En ti confiarán los que conocen tu Nombre…” (Salmo 9:10).

“… lo libraré; le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi Nombre” (Salmo 91:14).

“Confiesen todos tu grande y temible Nombre; ¡Él es Santo!” (Salmo 99:3).

“La alabanza de YAHWEH proclamará mi boca. Bendiga todo mortal su santo Nombre eternamente y para siempre.” (Salmo 145:21).

“Alaben el Nombre de YAHWEH, porque sólo su Nombre es sublime… (Salmo 148:13).

Pero mi pueblo reconocerá mi Nombre…(Isaías 52:6).

“Y fue escrito un libro como memorial delante de Él, a favor de los que temen a YAHWEH, y de los que honran su Nombre.” (Malaquías 3:16).

Recordamos nuevamente que Yeshúa nuestro Señor y Mesías dijo: “Yo les he dado a conocer tu Nombre, y lo daré a conocer aún más, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.” (Juan 17:26).

Te comparto este vídeo:

Espera la Parte 4 de este estudio.

Por Carlos Rabat

 

Deje una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

9 − cuatro =