El Verdadero Nombre del Dios Eterno (Parte 4)

 

Estela

¿Conocieron los Patriarcas el Nombre de YAHWEH? La mayoría de estudiosos bíblicos y teólogos afirman que el Nombre YAHWEH solo se dio a conocer a Moisés y que antes de él nadie lo había conocido, ni invocado. Esta afirmación se deriva de la traducción e interpretación del texto de Éxodo 6:3, pues todas las versiones cristianas de la Biblia al español traducen este texto de manera que pareciera que en realidad, los Patriarcas nunca hubieran conocido el nombre de YAHWEH. Veamos algunos ejemplos:

(RV1995): “Yo me aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, pero con mi nombre Jehová no me di a conocer a ellos.”

(BJ2001):Me aparecí a Abrahán, a Isaac y a Jacob como El Sadday; pero mi nombre de Yahvé no se lo di a conocer.”

(BTX2008):Yo me aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como ’El-Shadday, pero con mi nombre YHVH no me di a conocer a ellos.”

(DHH1994):Me manifesté a Abraham, Isaac y Jacob con el nombre de Dios todopoderoso, pero no me di a conocer a ellos con mi verdadero nombre: EL SEÑOR.”

(NVI1999): Me aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob bajo el nombre de Dios Todopoderoso, pero no les revelé mi verdadero nombre, que es el Señor.”

(LBLA): “… y me aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Todopoderoso, mas por mi nombre, SEÑOR, no me di a conocer a ellos.”

(LXX Español): “… y he aparecido a Abrahán, e Isaac y Jacob; como Dios omnipotente; y mi nombre: Jehová, no les he manifestado…”

Con relación a esta posición que se deriva de las traducciones, tenemos que este pensamiento no encaja en las Escrituras, pues hay textos que evidencian que Abraham, Isaac y Jacob y otros más antiguos que ellos, conocieron el nombre YAHWEH y lo invocaban. Empezando con Génesis 12:8:

(RV1995) “De allí pasó a un monte al oriente de Bet-el, y plantó su tienda entre Bet-el al occidente y Hai al oriente; edificó en ese lugar altar a Jehová, e invocó el nombre de Jehová.”

(BJ2001) “De allí pasó a la montaña, al oriente de Betel, y desplegó su tienda, entre Betel al occidente y Ay al oriente. Allí edificó un altar a Yahvé e invocó su nombre.”

(BTX2008) “Y de allí se desplazó hacia la montaña, al oriente de Bet-’El, y plantó su tienda, teniendo Bet-’El al occidente y Hai al oriente. Luego edificó allí un altar a YHVH e invocó el nombre de YHVH.”

(DHH) Luego se fue a la región montañosa que está al este de la ciudad de Betel,y allí puso su campamento. Betel quedaba al oeste de donde él había acampado, y la ciudad de Ai al este. En ese lugar Abram construyó otro altar e invocó el nombre del Señor.”

(NVI1999) “De allí se dirigió a la región montañosa que está al este de Betel, donde armó su campamento, teniendo a Betel al oeste y Hai al este. También en ese lugar erigió un altar al Señor e invocó su nombre.”

(LBLA) “De allí se trasladó hacia el monte al oriente de Betel, y plantó su tienda, teniendo a Betel al occidente y Hai al oriente; y edificó allí un altar al SEÑOR, e invocó el nombre del SEÑOR.

(LXX Español): “Y separóse de allí al monte, a oriente de Betel, y fijó allí su tienda, a occidente de Betel y a oriente de Haí; y edificó allí altar al Señor, e invocó el nombre de Señor.”

Al leer en estas traducciones, tanto en Génesis 12:8 como en Éxodo 6:3, encontramos una evidente contradicción. La pregunta es: ¿Se contradicen las Escrituras? ¿Conocían los Patriarcas sí o no el Nombre de YAHWEH? Veamos otros textos:

Génesis 13:4: “Y en el altar que había hecho allí por primera vez, Abram invocó el nombre de YAHWEH.”

Génesis 22:14: “Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar: YAHWEH Yirêh [se dejará ver]. Por lo que se dice hasta el día de hoy: -En este monte YAHWEH Yeraêh [será visto]-.

Génesis 24:3: “que voy a juramentarte por YAHWEH, Dios de los cielos y Dios de la tierra, que no tomarás mujer para mi hijo de entre las hijas de los cananeos con los que vivo…”

Génesis 24:7:YAHWEH, Dios de los cielos y Dios de la tierra, que me tomó de mi casa paterna y de mi tierra, y que me habló y me juró, diciendo: “A tu descendencia daré esta tierra, él enviará su ángel delante de ti, y tomarás de allí mujer para mi hijo.”

Génesis 27:20: “Dijo Isaac a su hijo: ¡Qué listo has andado en hallarla, hijo! – Respondió: Sí; es que YAHWEH, tu Dios, me la puso delante.”

Por tanto, no pudo ser que hasta Moisés, el Eterno hubiera revelado su sagrado nombre. Ya desde Génesis hay numerosas citas que nos dejan ver claramente que los humanos conocían el nombre del Eterno.

¿Qué Sucedió Entonces Con El Nombre YAHWEH? El texto de Génesis 4:26 es la clave y la explicación al asunto de la aparente contradicción. Revisemos algunas versiones: 

(RV1995) “Y a Set también le nació un hijo, al que puso por nombre Enós. Entonces los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová.”

(NVI1999) “También Set tuvo un hijo, a quien llamó Enós. Desde entonces se comenzó a invocar el nombre del Señor.”

(BJ2001) “También a Set le nació un hijo, al que puso por nombre Enós. Éste fue el primero en invocar el nombre de Yahvé.”

(LBLA) “A Set le nació también un hijo y le puso por nombre Enós. Por ese tiempo comenzaron los hombres a invocar el nombre del SEÑOR.”

(DHH1994) “También Set tuvo un hijo, al que llamó Enós.Desde entonces se comenzó a invocar el nombre del Señor.”

(BTX2008) “Y a Set también le nació un hijo, y llamó su nombre Enós. Entonces comenzaron a llamarse por el nombre de YHVH.”

(LXX Español): “Y a Set nació hijo y denominó su nombre: Enós; éste esperó que se invocara nombre de Señor Dios.”

La problemática que tiene el versículo anterior, es que, como podemos observar la mayoría de versiones están traducidas indicando o dando la idea que a partir de Enós fue que los seres humanos empezaron a invocar el nombre de YHWH, aunque la Biblia Textual (BTX2008) nos trata de indicar algo diferente.

Si estudiamos el texto en su contexto hebreo nos daremos cuenta de algo totalmente distinto. Según el erudito en Escrituras, el sabio Rashí, la humanidad primitiva, tomó el nombre de YHWH y lo volvió un acto profano, pues se empezó a usar de manera ligera como nombre propio para los hombres, además usándolo para llamar a los ídolos creados con este Nombre. Por lo que la traducción correcta del texto sería así:

Génesis 4:26: “Y Set también tuvo un hijo, a quien llamó Enós. Desde entonces se hizo profano llamar el nombre de YHWH.”

El texto en hebreo en su fonética dice: “וְּלְשֵׁת(ul-Shet) גַּמ־הוְּא(gam-hu) יֻלַּד(yulâd) בֵּן(ben) וַיִּקְרָא(vayikrâ) אֶת־שְׁמֹו(et-shemô) אֱנֹושׁ(Enosh) אָז(az) הוּחַל(hujál)לִקְרֹא(likró) בְּשֵׁם(beshem) יהוה(YHWH).”

La palabra “hujâl” “הוּחַל” viene de la raíz “jalâl” “חָלַל” que significa “profanar”. El diccionario Strong-H2490 la define como:propiamente perforar, herir, disolver; profanar (a una persona, un lugar o cosa), romper (la palabra de uno); afligir, amancillar, contaminar, degradar, deshonrar, echar, envilecer, herir, humillar, inmundo, manchar, matar, olvidar, quebrantar, violar.” La expresión “hujâl” se encuentra en la forma verbal “hufâl” que es la voz pasiva de la forma verbal “hifîl” de ahí que traducimos “se hizo profano”.

Si analizamos otras palabras con raíces similares a la palabra “jalâl” que aparecen en la Biblia las cuales son descritas en el diccionario Strong como: H2470jalâh”“חָלָה”, desgastar, afligir, angustiar, enfermar. H2485 “jalîl” “חָלִיל”, perforada. H2342 “jul” “חוּל”o “jil” “חִיל”, retorcer, dolor, afear, pervertir.

Lo que en realidad nos indica Génesis 4:26 es que a partir de Enós, los seres humanos quienes conocían el nombre de YAHWEH, empezaron a hacer mal uso de él y lo profanaron. Además, vemos en las Escrituras que Adán y Eva ya conocían el nombre de YAHWEH y lo invocaban y así llamaban a Dios, por consiguiente sus hijos lo conocían.

Génesis 4:1: El hombre se unió a su mujer Eva, y ella concibió y dio a luz a Caín. Y dijo: ¡Por YAHWEH he tenido un hijo varón!”

Posteriormente, en medio de esas generaciones que se iban pervirtiendo y tomando el Nombre de YAHWEH en vano, nació un varón que tendría el temor de YAHWEH, llamado Enoc, a quien el Eterno Dios quitó de esta tierra (Génesis 5:22-24).

Luego nació el bisnieto de Enoc llamado Noé. Su padre Lamec le puso ese nombre Noé, por cuanto sería el instrumento que el Altísimo usaría para traer un cambio al mundo.

Génesis 5:28, 29: “Había vivido Lamec ciento ochenta y dos años cuando engendró un hijo. Y llamó su nombre Noé, diciendo: Éste nos aliviará de nuestras obras y de la fatiga de nuestras manos, por causa del suelo que maldijo YAHWEH.”

La causa principal de la desviación y perversión del hombre por la que terminó siendo destruido por Dios en el diluvio, se originó cuando éste dejó de entender el Nombre de YAHWEH como algo único y glorioso y empezó a alejarse de Él. Vemos que Noé también usó el nombre de YAHWEH.

Génesis 9:24-26: “Al despertar de su vino, Noé supo lo que le había hecho su hijo pequeño, y le dijo: ¡Maldito seas Canaán! Siervo de siervos serás a tus hermanos. Luego dijo: Bendito sea YAHWEH, el Dios de Sem, Y sea Canaán su siervo.”

Así que la humanidad de ese entonces empezando desde Adán y Eva, conocía el Nombre del Altísimo, su Nombre con el que se ha revelado desde siempre al hombre: YAHWEH.

Partiendo de todo lo anterior, podemos entender por qué Moisés preguntó al Todopoderoso su Nombre. Lo hizo, no porque no lo conociera, sino que quería estar seguro que quien hablaba con él, era realmente YAHWEH, para que con el atributo de ese Nombre pudiera ir a los israelitas que conocían el Nombre de Dios y le creyeran totalmente y no pensaran que al igual que la humanidad del tiempo de Enós, Moisés estaba tomando de manera profana o ligera el nombre de YAHWEH.

Éxodo 4:1: “Pero Moisés respondió y dijo: ¿Y qué si no me creen, ni atienden mi voz, sino que dicen: YAHWEH no se te ha aparecido?”

Por tanto, si los israelitas no hubieran conocido el Nombre de Dios, hubieran contestado sin lugar a duda como lo hizo Faraón.

Éxodo 5:1, 2: “Después Moisés y Aarón llegaron ante Faraón, y le dijeron: Así dice YAHWEH, Dios de Israel: -Deja ir a mi pueblo para que me haga celebración en el desierto. Pero Faraón respondió: ¿Quién es YAHWEH, para que yo obedezca su voz y deje ir a Israel? ¡No conozco a YAHWEH, y tampoco he de soltar a Israel!”

Como vemos Israel tenía un Dios y aquel Dios se llamaba YAHWEH, por cuanto era el Dios de Abraham, y los hebreos conocían su Nombre.

Regresando a Éxodo 6:1-4, el tono en que responde el Eterno Dios a Moisés en el versículo 2 es imperativo, y como en el idioma hebreo no hay signos de puntuación, comillas, diéresis, signos de exclamación y de interrogación, para interpretar correctamente el texto, es indiscutible entender que Dios hizo un pregunta retórica en el versículo 3, ya que solo así es congruente con el 4, en donde dice que hizo una alianza con los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob quienes plenamente le conocieron por su Nombre; por lo tanto el texto bíblico debería entenderse en español así:

Éxodo 6:2-4: “Y habló Dios a Moisés, y le dijo: -Yo soy YAHWEH. Yo me aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como el Todopoderoso. ¿A caso por mi Nombre YAHWEH, no me di a conocer a ellos y así, establecí mi alianza con ellos, para darles latierra de Canaán, la tierra en que peregrinaron y en la que moraron como forasteros?-”.

En el texto anterior sucede igual que lo que sucede en el siguiente texto de Deuteronomio 3:11:

(BTX2008): “Porque sólo Og, rey de Basán, había quedado del remanente de los refaítas. (He aquí, su lecho era un lecho de hierro. ¿Acaso no está en Rabá de los hijos de Amón? Su longitud es de nueve codos y su anchura de cuatro codos, según el codo corriente).”

(RV1995): Og, el rey de Basán, era el único que quedaba de los gigantes. Su cama, una cama de hierro, ¿no está en Rabá de los hijos de Amón? Nueve codos mide de largo y cuatro codos de ancho, según el codo de un hombre.”

Observemos que la negación no se hace como una afirmación sino como una pregunta retórica, pues si se hiciera como una afirmación quedaría:

Og, el rey de Basán, era el único que quedaba de los gigantes. Su cama, una cama de hierro, no está en Rabá de los hijos de Amón.”

Y esta traducción sería incorrecta a lo que el texto quiere decir.

De ahí que el entender Éxodo 6:2-4 de la manera en que lo planteamos nos muestra que en verdad los patriarcas como Abraham y sus hijos conocieron al Eterno Dios por su Nombre YAHWEH, y así también se elimina la contradicción aparente que este texto tendría con aquellos que muestran que los antiguos hombres sí conocían el Nombre de YAHWEH.

No te pierda la Parte 5 de este estudio.

Te invito a ver este vídeo:

Por Carlos Rabat

Deje una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

5 × uno =